Subida de precios y menos China: ¿qué mueve a la moda?


La moda afina sus vectores de crecimiento y transformación en un nuevo contexto. Precios al alza, reorganización de los canales de distribución y más control del sourcing son algunos de los ejes de la nueva estrategia de la mayoría de los grandes players globales, que recalibran sus planes ante el entorno de más incertidumbre.

 

Después de la pandemia, en medio de una guerra y de una recuperación a medio gas, ¿qué mueve ahora a la moda? En 2022 la incertidumbre continuó siendo la palabra más repetida por los directivos del negocio de la moda. El ejercicio, llamado a ser (por fin) el de la recuperación, se saldó con nuevas disrupciones y desafíos.

 

Por séptimo año consecutivo, Modaes analiza cuáles son los diez vectores que marcaron la evolución del sector en el último año en el informe Global Fashion Drivers 2023, que cuenta con el apoyo de Kpmg.  

 

El documento se realiza a partir de una encuesta a las cien compañías más representativas de la moda española e internacional, complementada con un análisis de la información pública de esos mismos operadores.

 

Subida de precios, reordenación en el mapa, nuevas fronteras como el metaverso, proteger la cadena de suministro y continuar apostando por la sostenibilidad son algunas de las mayores preocupaciones del sector de la moda de cara a 2023.

 

 

980x350 gfd

 

 

La moda, más cara: el sector sube precios para compensar costes

 

La guerra en Ucrania provocó que los precios de la energía y del transporte (que ya llevaban meses al alza), registraran subidas históricas. Esta presión se sumó a las disrupciones en la cadena de suministro y la inflación de las materias primas, especialmente el algodón, que en 2022 registró incrementos históricos.

 

Estos factores, sumados a la amenaza de una posible crisis, causaron gran revuelo en la mayor parte de las compañías del sector, que alertaron del impacto de la subida de costes en los márgenes. De hecho, el 44% de las empresas del sector vieron reducidos sus márgenes en 2022.

 

Con el objetivo de blindarse, más del 50% de los grandes grupos del sector realizaron subidas de precios en 2022, tanto de manera directa como mediante cambios en su mix de producto, una estrategia inédita en la moda, un sector tradicionalmente deflacionista y que en los últimos años ha estado inmerso en una guerra de precios. Para 2023, tres de cada diez grupos prevén llevar a cabo más subidas.

 

 

 

980x350 gfd2

 

 

El nuevo mapa internacional: la geopolítica en el centro, más Estados Unidos y menos China

 

La inestabilidad geopolítica y la incertidumbre han hecho que en 2022 las grandes compañías del sector de la moda tuvieran que redibujar, borrar y volver a pintar su mapa para replantear su estrategia de internacionalización.

 

Estados Unidos ha sido el principal ganador. Según el 39% de los cien mayores grupos del sector, el país norteamericano es uno de los mercados con mayor potencial de crecimiento. También Europa tiene buenas perspectivas. De hecho, siete de cada diez compañías priorizan la expansión en los mercados maduros.

 

China, en cambio, ha perdido posiciones en el último año debido a la agresiva política Covid Cero para contener el avance de la pandemia, que supuso el cierre de ciudades durante varios meses. Esto ha provocado que el 17% de las mayores empresas de moda haya reducido su red comercial en el país en 2022.

 

 

 

980x350 gfd3

 

 

Reducir las emisiones, objetivo unánime en sostenibilidad

 

La sostenibilidad continúa siendo otro de los principales drivers para el sector de la moda a medida que la regulación aterriza con nuevas leyes. Las compañías del sector, de hecho, se han replanteado nuevas prioridades en sus hojas de ruta para avanzar hacia la sostenibilidad.

 

En 2022, el 49% de los grandes operadores del sector tiene planes de alcanzar la neutralidad de carbono antes de 2050. El dato es mucho mayor que en anteriores ediciones del informe, cuando sólo el 30% de las empresas había puesto la sostenibilidad en el centro de su estrategia.

 

En la edición 2023, reducir la emisión de gases invernadero ha ganado adeptos, con un 21% de los grandes grupos de moda priorizando este aspecto de la sostenibilidad en sus estrategias. También la trazabilidad es más relevante: el 8% de los grandes operadores la tienen como prioridad.

 

 

980x350 gfd4

 

 

Lo viejo se hace nuevo: modelos alternativos de consumo al alza

 

Otro de los nuevos must para la moda vinculados a la sostenibilidad son los modelos de negocio alternativos que han surgido en los últimos años, pero que han ganado atractivo a lo largo de 2022.

 

 

980x350 gfd5

 

 

 

Adelantar compras para blindar la ‘supply chain’

 

Mucha demanda, poco inventario. Poca demanda, mucho stock. En el último año, los grandes grupos de la moda no han sabido cómo ajustarse del todo. El miedo a más disrupciones en la cadena de suministro provocó que casi todas las empresas del sector incrementaran sus existencias debido a la incertidumbre.

 

En concreto, el 49% de los cien mayores grupos de la moda en el mundo cerró 2022 con sus almacenes más llenos. Además, la amenaza de la recesión económica sobre las cabezas de los consumidores, la inflación desbocada y la subida de los costes de vida han motivado también incrementos de inventario de mala calidad en algunos operadores.

 

Para 2023 las perspectivas tampoco son muy halagüeñas: tres de cada diez compañías anticipan más disrupciones en la cadena de suministro, lo que provocará que los almacenes continúen sin cerrar sus puertas.

 

 

980x350 gfd6

 

 

Controlar el ‘sourcing’, reducir riesgos

 

La cadena de suministro ha vuelto a ser otro de los quebraderos de cabeza para el sector de la moda en 2022. Con el objetivo de reducir riesgos, las principales empresas de moda han aumentado el control sobre su sourcing.

 

Con el objetivo de evitar un segundo shock, el 52% de los grandes grupos del sector han incrementado el control en su cadena de valor en 2022 mediante la revisión y control de los proveedores, entre otras medidas.

 

Muchas compañías también han dado un enfoque holístico a sus cadenas de suministro con la introducción de herramientas digitales para la automatización y el seguimiento del riesgo o la evolución hacia un modelo de aprovisionamiento en proximidad.

 

 

 

980x350 gfd7

 

 

El mix on-off se redefine: nueva orquestación de canales

 

Tras el boom del online provocado por la pandemia, la moda ha comenzado a adaptarse al nuevo escenario de consumo en un año marcado por la vuelta de los clientes a las calles y la caída del consumo.

 

Ahora, los grandes operadores del sector se enfrentan a una ralentización de sus ventas en el canal online, así como a nuevos modelos de consumo y a un nuevo equilibrio on-off. De hecho, el 27% de los operadores han reducido sus ventas online en el último ejercicio.

 

Ante este escenario, los grandes grupos del sector han continuado ajustando su red de tiendas, cerrando establecimientos no rentables o reubicando puntos de venta. En 2022, cuatro de cada diez empresas ya habían completado este ajuste.

 

 

980x350 gfd8

 

 

Inversión en tecnología para optimizar las operaciones

 

Ante un cliente cada vez más impredecible y en un entorno en el que la inestabilidad es lo único seguro, los grandes grupos de moda incrementan su inversión en tecnología para adaptarse al consumidor.

 

En 2022, la mitad de los grandes grupos de moda de mundo introdujeron, o prevén introducir, tecnología para mejorar el conocimiento del cliente. Otro 48% de empresas, por su parte, también invirtieron en tecnología para adelantarse a la demanda.

 

La apuesta por la digitalización es algo que lleva en marcha y seguirá siendo uno de los principales drivers de los grupos de moda en los próximos años. De hecho, el 36% de las empresas consideran estas operaciones como prioritarias de inversión.

 

 

980x350 gfd9

 

 

Más deuda para capear la crisis

 

En 2021, sólo el 14% de las grandes empresas del sector a escala internacional aumentaron su ratio de endeudamiento o preveían hacerlo en el futuro próximo. En el ejercicio de 2022, con más incertidumbre en la hoguera, las empresas de moda han vuelto a endeudarse para financiar su crecimiento.

 

De hecho, el 32% de los grupos encuestados para el informe han incrementado su ratio de endeudamiento en el último año. La compra de empresas también sigue encima de la mesa: el 26% de los grupos prevé comprar otras compañías o lo hizo en 2022. 

 

 

980x350 gfd10

 

 

Nueva frontera: ¿el metaverso?

 

Lo que ayer parecía ciencia ficción es ahora una oportunidad de negocio que las empresas de moda no quieren dejar pasar. Desde la transformación del grupo Facebook a Meta en octubre de 2021, el metaverso se ha convertido en la palabra de moda y el escenario donde todas las empresas quieren jugar.

 

De hecho, uno de cada dos grupos del sector ha explorado oportunidades en el metaverso o prevé hacerlo en el medio plazo. Aunque la moda puso un primer pie en el metaverso en 2021, empezando por el lujo, precursor de la tendencia en el sector, 2022 fue el año en el que su asentamiento en la Web3 se solidificó, posicionándose como al menos una gran estrategia de márketing. 

 

El movimiento es un intento de estar cerca de las nuevas generaciones, que en los próximos años se incorporarán gradualmente al mercado laboral y se convertirán en el consumidor estrella de la moda.

 



Source link

Compártelo:
 
 
      

Deja un comentario