¿Qué es la micropigmentación y el microblading? Los expertos señalan las diferencias entre estas técnicas de belleza – Bulevar Sur


Seguro que a estas alturas ya has oído mucho sobre la micropigmanetación y el microblanding. Dos técnicas relacionadas con el diseño de cejas que muy demandadas. Pero, ¿conoces realmente la diferencia entre ellas? No, no son lo mismo y Anabel Gornés, “arquitecta de cejas y microblander nos explica las principales diferencias.

¿Qué es el microblading?


El microblading es una técnica de maquillaje semipermanente. Se realiza en la epidermis mediante una pluma inductora llamada Tébori. Con ella empezamos a dibujar con pigmento pelitos en las cejas para reconstruirlas, poblarlas o definirlas más. Su objetivo es objetivo es corregir o reconstruir completamente una ceja carente de pelo o ausente, realizando pelos de forma artística, creando un efecto hiperrealista y natural.​

¿Qué es la micropigmentación?


La micropigmentación también es una técnica de maquillaje semipermanente que se realiza en la epidermis con pigmentos específicos y en ella interviene una máquina llamada dermógrafo. Es una magnífica alternativa al tatuaje de cejas o de labios por ser una técnica más natural. Es también una buena elección para mejorar imperfecciones o cubrir zonas despobladas de vello.

Lily Collins @emilyinparis

¿Cuáles son sus principales diferencias?


La principal diferencia entre el microblanding y la micropigmentación está en la técnica que se trabaja al realizar el tratamiento. En la primera se usa una técnica totalmente manual mientras que en la micropigmantación se usa un gadget específico para cejas. Otra diferencia muy importante son los resultados que se quieran conseguir. Para un acabado más natural la técnica más idónea es el microblanding. Para un efecto más tipo maquillaje la mejor opción es la micropigmentación.


El exclusivo diseño de microblading GORNÉS ARCHITECTURAL BROWS®
Dentro del microblading hay muchas tendencias y la clave del GORNÉS ARCHITECTURAL BROWS® es que se trata de una técnica con efectos naturales que busca la mejor versión de las cejas de cada rostro. “Cada persona tiene su personalidad y con mi método no la pierde”, afirma la experta Anabel Gornés que ha diseñado y creado las miradas de Carmen Lomana, Isabelle Junot, Lara Álvarez o Michelle Salas.

Carmen Lomana y Anabel Gornés / Foto: @anabelgornes


El tratamiento consta de 2 sesiones. “En la primera se realiza el diseño de la mirada, para lograr unas cejas únicas, y el microblading es 100% personalizado al rostro. La siguiente sesión será, como mínimo, pasadas 4 semanas. La piel suele tardar 1 mes en regenerarse y es el tiempo que tenemos que esperar. En ese proceso, es probable que se haya perdido pigmento (entre un 10% y un 40%). En esta segunda cita, se retocan las cejas y el cliente no suele volver hasta los 6 o 24 meses. Este tiempo depende, sobre todo, del tipo de piel y estilo de vida de cada persona”, comenta Anabel Gornés. “Lo que se recomienda como promedio de tiempo, es realizar la revisión y retoque al menos 1 vez al año para mantener las cejas perfectas y definidas”.






Source link

Compártelo: