Presentan libro de Roberto Chile en la Biblioteca Nacional José Martí • Trabajadores


Quienes durante el verano del pasado año pudimos disfrutar de la exposición Donde anida la poesía, Fotografías de Roberto Chile–Veinte poetas cubanos, en la galería El Reino de este Mundo, de la Biblioteca Nacional de Cuba José Martí (BNJM), quedamos en la ansiosa espera de que viera la luz el libro-catálogo donde se recopilan la poética de las imágenes tomadas por este maestro del lente y los poemas escritos, inspirados en estas, por veinte prestigiosos bardos  cubanos.

Foto: Adrián Juan Espinosa

Tal fortuna se hizo realidad este lunes en ese mismo espacio de la centenaria institución capitalina con una impresión de lujo del sello Editorial Bachiller, de la BNJM, gracias al aporte de Luciano Méndez,  español amigo de Cuba y de su cultura, a través del Banco Sabadell, de la ciudad y municipio de igual nombre en la provincia de Barcelona, comunidad autónoma de Cataluña.

A través de los textos e imágenes de este volumen, el lector puede disfrutar —como lo hicieron los espectadores de aquella muestra— del extraordinario lirismo que se conjuga entre la poética de las fotografías de este maestro del lente y los poemas inspirados en estas, simbiosis de la que emanan extraordinarios y hermosos elementos artísticos que forman un solo bloque, al existir reciprocidad en los contenidos, las explicaciones e ilustraciones, al punto de complementarse hasta crear un universo propio. De ahí la gran valía de este libro que viene a enriquecer la espiritualidad de los cubanos.

 

Foto: Adrián Juan Espinosa

Para su proyecto, el también connotado realizador de documentales, Premio Nacional de Periodismo José Martí, convocó a los reconocidos poetas Miguel Barnet, Nancy Morejón, Waldo Leyva, Víctor Casaus, Alexis Díaz Pimienta, Alex Pausides, Víctor Fowler, Norberto Codina, Marilyn Bobes, Alfredo Zaldívar, Rafael Acosta de Arriba, David López Ximeno, Yanelys Encinosa Cabrera, Basilia Papastamatiú, Soleida Ríos, Ricardo Acostarana, Sender Escobar,  Maylan Álvarez, Miguel Alejandro Hayes y  Giselle Lucía Navarro. También se expone, sin lámina, el poema inédito Cauces, escrito por Chile en 1991.

Ambos ejercicios artísticos no solo respetan sus respectivas reglas, sino de su unión surge una sintaxis de la que emanan  historias, realidades, sentimientos y emociones propios de la cultura e idiosincrasia insular.  Poesías y fotografías —bien lo pensó Chile— asumen la capacidad de decir, de comunicar ideas con profundas raíces humanísticas. Es como si delante de cada propuesta advirtiéramos que se puede componer un poema con  palabras, pero también este se puede «escribir» con imágenes.

 

Foto: Adrián Juan Espinosa

Cada una de las instantáneas de Chile insta al espectador a hacer diversas interpretaciones. De ahí que los poetas invitados por él encumbraron la existencia de dos expresiones diferentes que tratan de buscarse, de encontrarse, de  renombrarse… En tal sentido, la exhibición demuestra asimismo que estas fotografías devienen elementos cargados de poesía, cualidad que llevó a la introspección de cada uno de los escritores, quienes en sus diversos estilos y tendencias lograron obras líricas con trascendente carga emocional y subjetiva sobre temas que, en última instancia, tienen que ver con la vida de los cubanos y con el drama de la existencia humana en general.

El coleccionista de arte contemporáneo cubano, Luciano Méndez, en las palabras de la presentación, enfatizó que “excelentes poetas, de diversas generaciones y estilos, realizan una interpretación libérrima de las imágenes que Chile les presenta. Donde anida la poesía es una muestra de empeño colectivo a la que Roberto Chile nos convoca y que nos ha seducido por la fuerza de la obra que cada uno de los poetas coronó desde su propio estilo con absoluta libertad.

“Los poemas —dijo— no son meras ilustraciones de las imágenes y esto les otorga un valor añadido que sobrepasa cualquier atisbo de sometimiento del receptor a su propia lectura de estas fotos polisémicas en las que se respira identidad y transgresión, siempre desde una postura de amor a Cuba y a su gente, y desde una perspectiva de infinito amor”.

Las fotografías de Chile suelen admirarse, en general, por su valioso sentido testimonial y documental; sin embargo, en las instantáneas recogidas en Donde anida la poesía, se puede distinguir, además, un marcado interés por la composición más comprometida con sentimientos y emociones anclados en  ambientes líricos, íntimos y fuertemente humanísticos, en los que, como en toda su anterior obra, hay fuerte carga de cubanidad.

 

Foto: Adrián Juan Espinosa

El prestigioso investigador, crítico de arte, y ensayista, Doctor en Ciencias Históricas Rafael Acosta de Arriba, en el prólogo del libro manifiesta: “Las miradas otras sobre la mirada original del fotógrafo se producen con la voluntad expresa de desentrañar el enigma de las imágenes, de hacer copular esas diferencias de visión y de que el lenguaje escrito en comunión con el visual nos aporte una nueva dimensión cultural. Hay, por tanto, dos posibles lecturas en este libro: la de las imágenes y los textos en sí mismos y la de la relación que se establece entre ambos; atravesarlas y cotejarlas puede ser un apasionante ejercicio para el degustador. En el centro, la poesía”.

La presentadora Lilibeth Bermúdez, editora del libro, dio lectura a las palabras de elogio de la poeta, narradora y crítica literaria Marilyn Bobes, quien por razones ajenas a su voluntad no pudo asistir a la cita, quien enfatizó que “esta muestra de trabajo interdisciplinario posee una sobresaliente dosis de aliento lírico que nos transporta a una suerte de otredad, en la que abundan instantes emotivos y sorprendentes. Roberto Chile, quien también se nos muestra aquí, en un texto inicial como un excelente cultor de la poesía escrita, prioriza con sus fotos todo un mundo caracterizado por lo subjetivo, pero nunca en detrimento de lo que ha sido un leitmotiv de su obra: una peculiar mirada testimonial”.

Tras leer, como muestra de gratitud, los nombres de los poetas cuyos versos dan vida al libro, Chile reconoció también a las instituciones, en particular el Banco Sabadell y el Fondo Cubano de Bienes Culturales, así como a los amigos que hicieron posible la realización de la exposición y la edición e impresión del libro, la cual fue realizada en SELVI Artes Gráficas, de Valencia, España. Este volumen —dijo— “representa la esencia de mi obra, con la que he perseguido en todo momento emocionar, estremecer y transmitir fe y espiritualidad para despertar en los demás el amor y la ternura que todos llevamos dentro.

Finalmente enfatizó: “El país atraviesa por un momento muy difícil, eso lo sabemos. Aun así, muchos de nosotros seguiremos soñando, trabajando, luchando, haciendo arte y poesía, sembrando amor. Particularmente yo, mientras tenga lucidez, vitalidad y fuerzas, seguiré aferrado a la esperanza y a la vida, unas veces menos encendido que otras, pero nunca apagado”.

 

Foto: Adrián Juan Espinosa

Concluyó sus palabras con los versos finales de su poema Cauces, escrito por él hace más de treinta años y que aparece al comienzo del libro: “Como el caballo alado/ a galope/ así me hunda en las escamas del planeta”.

Se encontraban presentes el crítico de teatro, ensayista, profesor y editor Omar Valiño, director de la BNJM; Graciela Ramírez, directora del multimedio argentino Resumen Latinoamericano, una representación de los veinte poetas que escribieron en el libro; su hijo, el joven y talentoso director de cine Daniel Chile, además de reconocidos pintores, escritores, periodistas, fotógrafos, amigos, y Vivian González, la esposa del autor de Donde anida la poesía.



Source link

Compártelo: