Poemas para enamorar a mi novia

El amor te lleva a hacer locuras, perder la noción del tiempo e incluso la cordura cuando no te importa nadie más que tu hermosa dama enamorada. Y cómo no va a estarlo si todos los días dices que vas a enviar poemas para enamorar a mi novia. Cómo no enamorarse de alguien tan tierno y atento, no hay cosa que cautive más el corazón de una mujer que un hombre valiente y fuerte pero con una gran sensibilidad y que exprese su amor con toda la libertad, sin pensar lo que digan los demás.

Quizá para ti es un poco cursi y temes pasar vergüenza si delante de tus amigos le dices que la amas, pero qué importa más que ella sepa que tu amor es sincero, más fuerte que cualquier miedo, que es intenso y sin explicación, que se rebela ante cualquier crítica, que sólo te importa tu novia.

Tropecé con tu mirada y encontré luz,

luz cálida que me aleja del frío

y me lleva al paraíso, un lugar hermoso

donde cada día encuentro tu sonrisa,

tu amor, mi vida, toda mi alegría.

Cientos de formas existen para demostrarle a tu novia cuánto la amas, regalos, canciones, sorpresas y no olvides esos pequeños detalles que día a día la acercan más a ti, los tiernos poemas para enamorar que son como una porción de una exquisita torta que hiciste sólo para ella.

Me enamore de ti, me enamore de una flor

de la magia del paraíso y el firmamento

de la estrella que llevas dentro, de tu perfume de mujer

me enamore de ti.

Exprésale todo tu amor a tu novia con poemas para enamorar y estará tan feliz, como quien encontró un gran tesoro. No es pérdida de tiempo dedicar unos minutos, tomar el teléfono y enviarle un mensajito con un hermoso poema de amor. Imagina su sonrisa y sus ojos iluminados al leer tu nombre en el buzón de entrada. Sus mañanas serán más alegres, el cielo más azul y los árboles más frondosos. Vale la pena cada esfuerzo, cada espera, vale la pena cada detalle que haces para enamorarla. Verás que ella se sentirá igual que tú y comenzarás a recibir muestras tan tiernas de amor como las que le has dado.

Imagino tu mano sobre mi mano,

paseando miradas y caminando amores,

imagino mis sueños, siempre en tus sueños

rindiéndome ante tus pasiones,

sucumbiendo ante ti, sin resistirme,

imagino tus besos, su sabor a placeres

e imaginando, muero por amarte, porque ya te amo.

Compártelo:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario