Poemas para enamorar a mi amor

Las plantitas cuando se siembran es necesario regarlas para que crezcan y no mueran. Lo mismo sucede con el amor, hay que regarlo todos los días para que, en vez de morir, todos días crezca un poquito más y sea hermoso y especial para quienes lo están viviendo. Tú que ya conociste a una persona que se robó tu corazón, regálale poemas para enamorar, y tu amor sea tan feliz como tú.

Como cuando estás en la oscuridad y desesperadamente buscas la luz, al encontrarla la valoras por estar tanto tiempo en oscuridad, así es el amor. Cuando te cruzas con esa persona con quien sientes que tu mundo está completo, fluyen tantos sentimientos y la mejor manera de expresarlos es con poemas para enamorar a tu gran amor, sinceros y apasionados, llenos de todo el afecto para conquistar su corazón.

Podrá nublarse el sol eternamente; 

Podrá secarse en un instante el mar; 

Podrá romperse el eje de la tierra 

Como un débil cristal. 

¡todo sucederá! Podrá la muerte 

Cubrirme con su fúnebre crespón; 

Pero jamás en mí podrá apagarse 

La llama de tu amor.

Es seguro que se encontrarán con dificultades o desacuerdos pero es justo en esos momentos que surge la necesidad de estar más unidos, confiar plenamente el uno del otro e inventar cualquier forma posible para demostrar su amor. “Haré poemas para enamorar a mi amor” deberías pensar todos los días para que cada instante y cada segundo valga la pena haberlo vivido junto a quien amas con todo tu corazón y amarás aún si se apaga el sol.

Cuando se ama de verdad no hay miedo de decir lo que sientes, no hay vergüenza que impida demostrar que cuando ves a tu gran amor sientes cosquilleo en el estómago, te late fuerte el corazón, sientes húmedas las manos y un nerviosismo cargado de adrenalina se apodera de ti. Surgen sentimientos imposibles de callar, imposibles de expresar con poemas para enamorar y disfrutar de cada segundo en el que has perdido la razón por esa persona.

Tú le abriste la puerta de tu corazón a quien hoy es tu gran amor, haz que ambos puedan sentirse enamorados, necesitándose solo el uno al otro y los días nublados se vuelven alegres por estar a quien le entregas todo tu amor.

Esta vida sin ti estaría vacía,

sin tus suaves caricias y tu dulce romance,

sin tus suaves besos y tu rica voz,

siento que en mi vida solo importas tú.

Compártelo:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •   
  •  
  •  
  •  

Deja un comentario