Ni bótox ni ácido hialurónico, este es el retoque estético que se hacen las famosas para rejuvenecer y reafirmar la piel a los 50 años

[ad_1]

El mundo de la

medicina estética está en constante evolución y lo que hace unos meses era el tratamiento estrella, ahora es algo desctualizado que ha sido desbancado por nuevas propuestas menos invasivas e indoloras y mucho más efectivas. En los últimos tiempos, se ha habla de retoques estéticos como

los hilos tensores o la

infiltración de ácido hialurónico -y no solo en el rostro,

Carmen Lomana se la ha puesto en los glúteos-., sin embargo, están saliendo nuevas opciones que gustan muchísimo.

Y no, no nos referimso al

bótox, sino a tratamientos que incluyen ingredientes innovadores y que consiguen resultados inmediatos sin tiempo re recuperación. Y uno de ellos son los

polinucleótidos, el truco que ha compartido recientemente

Jennifer Aniston y que se ha convertido en el aliado de la actriz para lucir una

piel rejuvenecida. ¡Te contamos de qué se trata!

Qué son los polinucleótidos

Los polinucleótidos se han convertido en uno de los ingredientes estrella en tratamientos de

rejuvenecimiento facial y cuidado de la piel. Y es ya uno de los trucos de belleza más efectivos. ¿La prueba? Que rostros conocidos como Jennifer Aniston no se han podido resistir a él.

En el mundo de la estética, los polinucleótidos son conocidos como el futuro de los

inyectables regenerativos, aclamados por su capacidad para rejuvenecer y regenerar la piel, de manera similar a los potenciadores de la piel. Sin embargo, a diferencia de éstos, los polinucleótidos inyectables son famosos por sus propiedades bioestimulantes y cicatrizantes.

Se trata de un bioestimulador inyectable capaz de

estimular la producción natural de colágeno y elastina en la piel para mejorar la textura, elasticidad y firmeza de la piel. Además, también reduce la apariencia de las arrugas y las líneas finas y mejora el tono y la hidratación de la piel.

Adoptando un enfoque científico, según explican desde Clínica Dra. Pérez Sevilla, estos inyectables emplean fracciones de ADN filtradas, ultrapurificadas y esterilizadas con el objetivo de rejuvenecer la piel. Predominantemente derivados del ADN del salmón, los polinucleótidos están diseñados para

estimular los fibroblastos (células que producen colágeno, elastina y ácido hialurónico), promover la reparación de tejidos y mejorar la renovación celular.

Y lo mejor de todo es que

se pueden aplicar en cualquier zona del cuerpo: rostro (incluido el contorno de ojos), cuello, escote, brazos, codos, manos, abdomen, piernas y rodillas. Un truco perfecto para dar una nueva vida a la parte de la piel que más te preocupa.

Beneficios de los polinucleótidos

Hidratar en profundidad, generar colágeno y aportar elasticidad.

Tensar sin aportar volumen, la piel se ve más firme, pero con aspecto 100% natural y sin dolor.

Efecto antioxidante que lucha contra el fotoenvejecimiento, reduciendo la flacidez, la apariencia de las arrugas y las líneas fina y restaurando el tono con ingredientes altamente purificados.

– Solucionar

problemas cutáneos de las pieles más jóvenes, como las cicatrices, la rosácea y el acné.

– Trata la

alopecia y la pérdida de cabello androgénica-

– Hace frente a la

elastosis, es decir, un envejecimiento prematuro de la piel.

Cómo es el tratamiento de polinucleótidos

Estas moléculas las puedes encontrar en

PhilArt de Croma Pharma, la nueva gama de productos inyectables, biocompatibles y reabsorbibles hechos a base de estas moléculas. A través de dos líneas de productos que se adaptan a distintos tipos de necesidades, el paciente rejuvenece su piel con microinyecciones a través de sesiones de 20-30 minutos.

En dicha sesión, el PhilArt se infiltra a través de una

pequeña aguja finísima en las zonas faciales y/o corporales a tratar mediante mesoterapia. Tras la inyección, el equipo médico realizará un masaje en la zona para distribuir correctamente el producto, explican desde Clínicas Dorsia.

Adeás, es un

tratamiento rejuvenecedor que no requiere de grandes cuidados tras finalizar la sesión. El paciente puede reincorporarse a su actividad cotidiana de manera inmediata y sin ningún inconveniente. Lo único, no podrás realizar ejercicio ni entrar dentro de saunas o baños turcos en las siguientes 24 horas. No nos extraña que Jennifer Aniston sea fan de este retoque.

[ad_2]

Source link