MrBeast quiere salvar África (y le cae una tromba de críticas) – Marketing Directo


MrBeast ha publicado en su canal en YouTube un vídeo que lleva por título “I Built 100 Wells in Africa” que le granjeado múltiples críticas por erigirse en una suerte de “salvador blanco”.

MrBeast, cuyo nombre real es Stephen Donaldson, tiene la vitola de ser el youtuber más exitoso del mundo. Y con sus vídeos, a los que pone títulos (enfocados claramente el «clickbaiting» como «The most dangerous trap in the world!», «The deadliest laser labyrinth in the world!» o «I hired a real killer to kill me»), el famoso youtuber se embolsa cada año 50 millones de dólares mediante la publicidad y los acuerdos de patrocinio. Estas estratosféricas cifras convierten a MrBeast en el youtuber mejor pagado del mundo.

Donaldson, de apenas 25 años, se ufana además de tener toda una plétora de proyectos en el mundo real, al margen de la red de redes que tantísima fama le ha granjeado. El youtuber es, entre otras cosas, dueño de una cadena de restaurantes (MrBeast Burger) y de una empresa de snacks (MrBeast Feastables).

MrBeast se precia además de ser una persona extraordinariamente generosa porque su abultada cuenta se lo permite y también porque sus obras benéficas le reportan cuantiosos clics en su canal en YouTube. El creador estadounidense ha publicado recientemente en su canal en YouTube un vídeo que lleva por título «I Built 100 Wells in Africa» y que acumula ya la friolera de 97 millones de visualizaciones.

Si no visualizas correctamente el vídeo embedded, haz clic aquí

El vídeo de marras, en que el MrBeast aparece enfundado en un mono de trabajo de color azul y se rodea de decenas niños africanos, está trufado de frases como los siguientes: «Están realmente felices de vernos», «Hemos instalado tuberías para que la gente de toda África tenga acceso a agua potable», «Sabíamos que teníamos que ayudar», «Nadie más lo iba a hacer”, o «Todas sus preocupaciones pronto se desvanecerán».

En Kenia la última acción de MrBeast ha desencadenado un acalorado debate que pivota en torno a tres preguntas principalmente: «¿Es todo verdad?», «¿Por qué no construye nuestro Gobierno pozos con los impuestos que pagamos?», y «¿Necesitamos realmente un salvador blanco?».

¿Es todo verdad?

La pregunta de si es verdad que MrBeast ha construido 100 pozos puede ser respondida con un rotundo «sí». En el vídeo el youtuber aparece bombeando agua, transportado garrafas de agua e incluso montando en bicicleta (algo que supuestamente no sabe hacer). Obviamente el bueno de MrBeast no construyó los 100 pozos con sus propias manos sino con la ayuda de ONG locales como Hope Water Africa o United Mission For Relief. MrBeast se limitó a proporcionar dinero a estas organizaciones para construir los pozos. Y la celebridad se trasladó eventualmente a África para filmar un vídeo sobre su acción benéfica y poner de relieve su propia bonhomía.

Al youtuber sí puede, en todo caso, echársele en cara que algunas de las cifras que se abren paso en su vídeo son a todas luces exageradas. MrBeast asegura que 100 pozos de agua pueden proporcionar servicios a 500.000 personas (lo cual, de ser cierto, sería un milagro hídrico en toda regla). Además, decir que los pozos suministrarán agua a toda África es evidentemente una falsedad. Hablamos, al fin y al cabo, de un continente integrado por 54 países que tiene casi tres veces la superficie de Europa.

Tanto Hope Water Africa como United Mission For Relief, las dos ONG involucradas en el proyecto de MrBeast, han confirmado en declaraciones a Spiegel que los 100 pozos han sido efectivamente construidos. Sin embargo, a diferencia de lo que se sugiere en el vídeo, solo unos cuantos de esos pozos están de verdad operativos, pues queda aún mucho trabajo por hacer, faltan tanques de agua y hay que instalar todavía tuberías.

«Felicito a MrBeast por su proyecto. Pero perforar pozos es solo el principio. Hasta el 40% de esos pozos están rotos tras tres años de uso. El verdadero desafío es el mantenimiento profesional de los pozos de agua», explica James Origa, experto keniano en agua, en declaraciones a Spiegel.

¿No debería el Gobierno keniano hacer realidad proyectos como los que ha puesto en práctica MrBeast?

Si nos detenemos en la pregunta de si la labor asumida por MrBeast no debería ser en puesta en práctica por el propio Gobierno keniano con los impuestos de sus ciudadanos, conviene tener en consideración que desde que el presidente William Ruto ascendiera al poder el año pasado en Kenia, los impuestos han crecido notablemente en el país africano. Sin embargo, a las zonas rurales rara vez llega el dinero proveniente del erario público.

En un pueblo sito en el oeste de Kenia MrBeast ha levantado, por ejemplo, un puente de hormigón sobre un río que los habitantes tenían que cruzar otrora de manera muy rudimentaria. El Gobierno local llevaba prometiendo la construcción de ese puente durante mucho tiempo. «Hacen muchas promesas y nunca las cumplen y al final siempre se disculpan argumentando que no hay dinero», se lamenta Christopher Kipsang, habitante de la villa. MrBeast ha sido obviamente mucho más diligente que el Gobierno satisfaciendo las necesidades de esta localidad.

«Pensarías que este tipo de proyectos exigen recursos por parte de Gobierno, pero desgraciadamente no es cierto», dice MrBeast. Y lo cierto es que la acción del famoso youtuber ha puesto en un dificilísimo brete al Ejecutivo de Kenia. «Al Gobierno le avergüenza que tenga que venir un extranjero para hacer cosas como estas. Pero sus miembros prefieren gastar el dinero del erario público en viajes y coches y casas de lujo», denuncia el activista Boniface Mwangi.

¿Necesita realmente África un salvador blanco?

Finalmente, la pregunta de si Kenia necesita realmente un salvador blanco es probablemente la más controvertida. Al fin y al cabo, el vídeo de MrBeast es pródigo en todos los ingredientes que se abren habitualmente paso en todas las acciones con «salvadores blancos» como protagonistas: niños pobres, ríos sucios y música triste. Además, el youtuber describe el oeste de Kenia como una «jungla». Y cuando los «salvadores blancos» llegan a esa supuesta jungla, los niños, otrora con el semblante triste, portan cadenas doradas alrededor del cuello y gritan alborozados: «¡Amamos al equipo de MrBeast!».

La organización ugandesa No White Saviors trabaja precisamente en desbaratar el fenómeno de los «salvadores blancos» con el último objetivo de erradicarlo. Y contemplar el vídeo MrBeast horrorizó en muchos sentidos a los activistas de esta ONG. «Los propios kenianos deberían ser los héroes de esta historia. Sin embargo, son los blancos los que acaparan todos los focos en el vídeo. ¿A caso la gente local no tiene nada que decir?», se pregunta Olivia Alaso, cofundadora de No White Saviors, en declaraciones a Spiegel.



Source link

Compártelo: