Moda sostenible: un cambio necesario en la producción y el consumo


Por Luz Saint Phat / [email protected]

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente presentó una manual de comunicación sobre este tema. Cifras y perspectivas de una transformación urgente. Iniciativas destacadas en los ámbitos regional y local

¿En qué medida la industria de la moda puede contribuir a escala global con la mitigación del impacto del cambio climático y la disminución de los gases de efecto invernadero?

¿Es posible la transformación de un sector que, debido a los aspectos relacionados con el estatus y el consumo, usualmente representa el paradigma del consumo en exceso?

Sobre este tema, recientemente, el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) presentó un documento con información clave para que se pueda comunicar de qué se trata la moda sostenible y cómo se puede avanzar en este segmento de la actividad económica hacia un paradigma más amigable con el medio ambiente y el cuidado de los recursos. 

El documento se denomina Manual de Comunicación sobre Moda Sostenible, una guía para las y los comunicadores de la industria mundial de la moda que se dirigen a los consumidores. El objetivo, según indicó la agencia de Naciones Unidas es “promover un cambio en la comunicación de la moda para hacer posible un sector más sostenible y circular, llamando la atención sobre el rol clave que tienen los vendedores, gestores de marca, creadores de imágenes, narradores, medios de comunicación, y personas influyentes, entre otros”.

Este manual fue generado sobre la base de las nuevas tendencias en esta industria, las cuales se están orientando por los criterios de sostenibilidad, aunque todavía dista mucho camino por recorrer en esta materia. 

De hecho, se calcula que actualmente el sector de la moda es responsable de entre 2% y 8% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero (GEI). En la misma línea, debido al tratamiento que tienen los diferentes géneros textiles, la actividad tiene un importante impacto en la contaminación, la extracción del agua y la destrucción de la biodiversidad. Esto incluye la generación de microplásticos que terminan en los océanos y el consumo de 215 billones de litros de agua por año. 

Así, señaló el PNUMA en un comunicado de prensa, “abordar los impactos de la producción es clave, así como también es importante promover un cambio en los patrones de consumo excesivo en los mercados principales, lo que significa enfrentarse al modelo económico lineal dominante y a la narrativa de novedad, inmediatez y desechabilidad que lo acompaña”.

En detalle, según precisó el programa,  el Manual de Comunicación sobre Moda Sostenible “reconoce el poder de la mercadotecnia y el importante papel que desempeña en la formación del deseo, aspiraciones y niveles de consumo”. En tanto, también presenta a esta transformación necesaria como una “oportunidad para la creatividad, la necesidad de reorientar estos esfuerzos hacia soluciones sostenibles y circulares y proporciona un marco sobre cómo comunicar las reivindicaciones medioambientales”.

«El equilibrio entre la ciencia de la sostenibilidad y la reinvención de la narrativa de la moda es donde las y los comunicadores pueden sobresalir, ya que hay mucho poder en las historias que cuenta la moda. Pero para que este sector cumpla sus objetivos de sostenibilidad, necesitamos que su enorme motor de mercadotecnia reoriente sus esfuerzos hacia el consumo sostenible, sin embargo, existe un notable vacío de participación en este cambio por parte de los actores de la comunicación. El Manual de Comunicación sobre Moda Sostenible ofrece la orientación práctica que se necesita y pone de relieve el enorme margen de creatividad que existe para reimaginar y hacer realidad el mundo en el que queremos vivir», aseguró Daniel Cooney, director de Comunicación de PNUMA.

«La industria de la moda reconoce que los cambios que debe aplicar son sistémicos. Es crucial cambiar los comportamientos de los consumidores y afrontar el papel que desempeñan en ello la mercadotecnia y la narración de historias. El Manual de Comunicación sobre Moda Sostenible se elaboró en consulta con las partes interesadas del sector de la moda que desean introducir cambios a este nivel. No sólo proporciona un marco para abordar el compromiso de la Carta de la Moda en materia de comunicación, sino que, al hacerlo, ofrece a los profesionales de todo el mundo los medios para apoyar los objetivos de sostenibilidad más amplios de la industria en cuestiones medioambientales y sociales», indicó por su parte Ina Parvanova, directora de Comunicación y Participación de ONU Cambio Climático.

Algunas experiencias

Mientras globalmente los modelos de producción y consumo de prendas de vestir se encuentran en revisión, en Córdoba ya existe una iniciativa que lleva cuatro ediciones y busca avanzar en estas transformaciones. 

De hecho, este año, la Municipalidad de Córdoba realizó la cuarta edición de la Feria de Moda Circular y Economía Popular “Sin desperdicio”, que se llevó a cabo a mediados de abril en la Plaza de la Intendencia. 

La actividad es desarrollada desde hace cuatro años por la Dirección de Economía Social, dependiente de la Secretaría de Política Sociales, Inclusión y Convivencia. 

En esta ocasión, participaron más de 100 propuestas con proyectos diversos  de ropa de segunda mano y artículos vintage. También se presentaron iniciativas de prendas customizadas y supra recicladas. Además, fueron expuestos artículos generados a partir del descarte textil.

Por otro lado, la importancia de la moda sostenible está adquiriendo tanto protagonismo en la escena local que la Cámara de Comercio de Córdoba realizó un seminario sobre el tema, cuyo material se encuentra online. En este espacio se abordaron tendencias de consumo, reutilización de materiales y prendas, nuevos textiles sustentables e impacto social de la moda.

Mientras, en el ámbito latinoamericano, vale destacar la experiencia de Universo Mola, del Movimiento Internacional de Moda Sostenible Latinoamericana, que es un programa de la Fundación Entre Soles y Lunas. Este espacio promueve la regeneración en la cadena de valor de esta actividad para crear “una industria más justa, equitativa y orgullosa de ser latinoamericana, a través de la educación y la comunicación”.





Source link

Compártelo: