Mejores frases de El Exorcista


Aprovechando que recientemente se liberó el segundo tráiler de The Exorcist: Believers, que será una secuela directa de la cinta de 1973, quisimos hacer un recopilado con las mejores frases de El Exorcista.

Para muchos críticos y fanáticos del cine de terror, El Exorcista es una de las mejores películas de todos los tiempos en dicho género. Cuando se estrenó en 1973, el contenido gráfico de esta cinta conmocionó al público de todo el mundo, provocando incluso que algunas personas se desmayaran en sus asientos. Pero también hay que resaltar que ciertos diálogos resultaron perturbadores para la audiencia, lo cual contribuyó a esa sensación de miedo absoluto. Aprovechando que recientemente se liberó el segundo tráiler de The Exorcist: Believers, que será una secuela directa de la cinta de 1973, quisimos hacer un recopilado con las mejores frases de El Exorcista.

Tráiler de El Exorcista: Creyentes

Las mejores frases de El Exorcista

Aunque El exorcista es conocida sobre todo por sus escenas de exorcismo, éstas sólo abarcan unos diez minutos de pantalla. La mayor parte de la película gira en torno a la desesperada búsqueda de Chris MacNeil para encontrar una cura para su hija, cada vez más fuera de control. Como decíamos, muchos diálogos y frases son bastante oscuros, lo que ha permitido recopilar las mejores frases de El Exorcista.

El Exorcista se compone de un total de cinco películas de las cuales extraemos las siguientes frases que te harán temerle a la oscuridad.

El Exorcista (1973)

El gran clásico filmado por William Friedkin rebosa de frases espeluznantes, gracias al material original escrito por el novelista William Peter Blatty, que nos hace profundizar en los secretos de la fe.

“Vas a morir ahí arriba”.

Esta frase ocurre cuando Regan, en su fase inicial de posesión, baja las escaleras aturdida cuando hay una fiesta en su casa. Entonces mira fijamente a uno de los invitados y le suelta esa aterradora afirmación.

“¿Hay alguien dentro de ti?”.

Cuando Regan es examinada por tres terapeutas, uno de ellos la induce a la hipnosis y le hace la pregunta anterior.

“Qué día tan excelente para un exorcismo”.

“¿Te gustaría?”.

“Intensamente”.

“¿Pero eso no te alejaría de Regan?”.

“Nos uniría”.

“¿Tú y Regan?”.

“Tú y nosotros”.

Esta es una de las partes más perturbadoras de la película: cuando el padre Karras visita a Regan en su dormitorio y sostiene un diálogo con la cosa que la posee.

“Si eres el Diablo, ¿por qué no haces desaparecer las correas?”.

“Esa es una demostración de poder demasiado vulgar, Karras”.

El demonio que posee a Regan sigue en diálogo con Damien Karras, el joven sacerdote que examina el estado físico de la poseída.

“El demonio es un mentiroso. Miente para confundirnos. Pero también mezclará mentiras con la verdad para atacarnos. El ataque es psicológico, Damien, y poderoso. Así que no lo escuches. Recuérdalo: no le escuches”.

El padre Merrin le advierte a Karras sobre las formas en que el demonio se manifiesta y actúa para engañar a los seres humanos.

“No hay un día en mi vida en el que no me haya sentido como un fraude. Me refiero a sacerdotes, médicos, he hablado con todos ellos. No conozco a nadie que no se haya sentido así”.

Quizá la frase más profunda de toda la película la pronuncie el padre Karras. Está perfectamente en consonancia con su personaje, ya que Karras ha perdido la fe. Pero también es una cita que habla de la condición humana universal, y eso es exactamente lo que hace de El Exorcista una obra maestra del cine.

The Exorcist II: The Heretic (1977)

En la segunda parte de El Exorcista, las frases más contundentes, filosóficas y aterradoras son pronunciadas por el Padre Lamont, que tiene un papel muy importante en esta trama.

“No entiendes… que estuve cara a cara con el Mal que está dentro de ella. ¡Tu máquina ha probado científicamente que hay un antiguo demonio encerrado dentro de ella!”.

“Te das cuenta a lo que te enfrentas, ¿verdad? Al mal. El mal es un ser espiritual, vivo y viviente, pervertido y pervertidor, que teje su camino insidiosamente en el tejido mismo de la vida”.

“He volado esta ruta antes. Fue en las alas de un demonio”.

Padre Lamont

The Exorcist III (1990)

“En esto creo… Creo en la muerte. Creo en la enfermedad. Creo en la injusticia y la inhumanidad, la tortura y la ira y el odio… Creo en el asesinato. Creo en el dolor. Creo en la crueldad y la infidelidad. Creo en el fango y el hedor y en toda cosa rastrera y pútrida… en toda fealdad y corrupción posibles, hijo de puta. Creo… en ti”.

Inspector Kinderman

“Todavía la oigo de vez en cuando, gritando. Creo que los muertos deberían callarse, a menos que tengan algo que decir”.

Paciente X

“Mato al azar… sin motivo… esa es la diversión”.

Paciente X

“A veces hago cosas especiales a mis víctimas: cosas que son creativas. Por supuesto, se necesita conocimiento, orgullo en tu trabajo… Por ejemplo, una cabeza decapitada puede seguir viendo durante unos veinte segundos. Así que cuando tengo una embobada, siempre la levanto para que pueda ver su cuerpo. Es un pequeño extra que añado sin coste adicional. Debo admitir que me hace reír cada vez. La vida es divertida. Es una vida maravillosa, de hecho… para algunos”.

Asesino Géminis

El exorcista: el inicio (2004)

En esta cinta viajamos al pasado para conocer la vida del padre Lankester Merrin mucho antes de que ayudara a salvar el alma de Regan MacNeil. En el África Oriental se encuentra por primera vez con el demonio Pazuzu para enfrascarse en una batalla para salvar a Sarah, una mujer que nos dará varias de las líneas más memorables de esta película.

“Tener orgías incluyendo cabras no los hace poseídos, simplemente cachondos… e inventivos”.

Padre Merrin

“No le importa esta puta. Pero a ti sí… ¡porque quieres meterle tu podrida polla por su jugoso culo!”.

“¿Qué pasa, Merrin? ¿Ya no quieres follarme?”.

“A veces pienso que la mejor vista de Dios es desde el infierno”.

“Este lugar… está maldito”.

Sarah

El exorcista: Creyentes (2023)

Es el inicio de una nueva trilogía que continúa con lo que vimos en la cinta de 1973. Esta vez serán dos niñas las que resulten poseídas por el temible demonio Pazuzu. La producción, que se estrena el 6 de octubre de este año, promete seguir con esa misma estela siniestra de la cinta de Friedkin.

“¿Qué dijiste?”.

“No dije nada”.

“Creí que habías dicho algo”.

 

“A donde hayan ido, se trajeron algo con ellas al volver”.

 

“¿Tiene experiencias con posesiones?”.

“Sí, más de lo que me gustaría”.

 

“No tengas miedo”.

“Nos conocemos”.

“¡Madre! ¿Buscas a Regan? ¡Ella arde en el infierno!”.

 

“Dios te hizo una broma”.

 

“No quiero irme al infierno”.

 

“Una vive, una muere. Deben escoger”.

También lee:



Source link

Compártelo: