Los peligros por los que no debes rasurarte con rastrillo

[ad_1]

Escrito en ESTILO DE VIDA el

El vello corporal es un asunto que sigue dividiendo opiniones en la actualidad. Por un lado hay muchas personas que prefieren mantenerlo y dejarlo crecer, y por el otro, en especial las mujeres, es su enemigo número uno al considerarlo antiestético, por lo que optan por eliminarlo con la ayuda del rastrillo, pero ¿sabías que el uso de este instrumento trae diversos peligros?

Ya sea por comodidad, falta de tiempo y hasta por economía, el rastrillo se ha convertido en la herramienta favorita de la mayoría para ponerle fin a los molestos e incómodos vellitos que nos salen en diferentes partes del cuerpo.

Sin embargo, a pesar de sus múltiples ventajas también atrae una serie de desventajas, pues incluso puede poner en peligro nuestro bienestar a la hora de usarlo.

¿Cuáles son los peligros de rasurarte con rastrillo?

Seguramente alguna vez en tu vida te ha tocado experimentar en carne propia algún peligro relacionado con el rastrillo, por tal motivo los que te mencionaremos a continuación te resultarán bastante familiares, pero si no es tu caso entonces pon mucha atención para que pienses muy bien seguir usando, o no, esta herramienta básica del cuidado personal.

Cortaduras

Uno de los riesgos básicos y por el que hemos pasado la mayoría, en especial cuando llevamos prisa, es que las filosas navajas del rastrillo pueden cortar nuestra miel, lo cual resultará en algo muy molesto y, sobretodo, doloroso.

Irritación en la piel

Si no sueles hidratar de manera regular tu piel corres el riesgo de irritarte de manera severa con el roce entre la cuchilla y tu epidermis, por lo que debes procurar usar una espuma o gel para rasurar, esto te facilitará el deslizamiento de la cuchilla.

Granitos

Debido a que el rastrillo es a ras de piel, muchas veces ocurre que el vello corporal no se elimina de manera completa de tal forma que comenzará a encarnarse y esto a su vez provocará granitos que producen mucha comezón.

Engrosamiento del vello corporal

Tal como lo mencionábamos previamente el vello no se retira de raíz, lo que provoca que éste vaya aumentando su grosor además del efecto de púas sobre tu piel que suele aparecer a los pocos días de rasurarte.

Contagio de enfermedades

Otro riesgo que es poco comentado es que si compartes tu rastrillo con otras personas corres el riesgo de contraer enfermedades como la hepatitis, debido a cortaduras que podrías sufrir durante su uso, por lo que el virus podría transmitirse a través de la herida.

Ya conoces los riesgos de rasurarte con rastrillo, por lo que te sugerimos inclinarte por la depilación con cera, cremas depilatorias o laser, pero si prefieres seguir usando dicha herramienta entonces te recomendamos tener cuidado con ella.

[ad_2]

Source link