Los mules de rana de JW Anderson son la pieza del deseo para este 2023


Sin lugar a dudas, la elección de Jonathan Anderson por este calzado no es gratuito; podemos inferir que se trata de una estrategia que apela a la nostalgia, ya que al utilizar a la realeza como referentes directos de moda, estos atraerán a más público y sobre todo a aquel público que, en su juventud, deseaba tener unas botas de Wellipets como dichos príncipes. Sin embargo, ahora los podrán conseguir en forma de mules de rana y a un precio quizás un poco más elevado, pero lo vale… ¿cierto?

¿Excentricidad de alta moda?

La mezcla entre cool y ugly.

¿Es la excentricidad una tendencia que veremos en 2023? Marcas como Bottega Veneta, adidas con Yeezy o incluso las colaboraciones de Crocs con múltiples marcas como Balenciaga, ponen en manifiesto que la moda excéntrica o, mejor dicho, la moda fea está acaparando las pasarelas. Este fenómeno tiene una razón de ser y está relacionado en cómo las marcas de lujo validan discursos ajenos a ellas para así poder utilizarlas sin ningún problema en contextos de lujo y contextos lejanos a esferas donde la moda fea es “natural”. 

Ponemos un ejemplo: los crocs fueron un calzado que se consideraba feo. Feo por el hecho de que no otorgaba “estética” a los looks que en ese momento causaban sensación en las pasarelas de moda. Por mucho tiempo, este calzado estuvo designado sólo a gente que estaba en determinados círculos sociales. Sin embargo, cuando Balenciaga los tomó para sus colecciones, el mundo de la moda reaccionó de tal manera que se volvieron un objeto de deseo. 

Históricos.Victor VIRGILE/Getty Images

Este juego de poner objetos cotidianos o considerados feos en pasarelas de lujo es, sin duda, una sátira a cómo reaccionamos a las marcas y sobre todo cómo es que la moda tiene un valor cultural más grande de lo que imaginamos. Las mules de rana son, en gran medida, un reflejo de que este modelo de venta se expande a grandes pasos y no dudamos que poco a poco más marcas entren al juego. 



Source link

Compártelo:
 
 
      

Deja un comentario