Las tendencias de moda de la alfombra roja de los Premios Óscar 2023 – Revista Diners


Tableros de Pinterest, moodboards de diseñadores y recortes físicos para los más clásicos: los atuendos que las estrellas de Hollywood escogen para la alfombra roja de los Premios Óscar son un reflejo de las tendencias de la temporada pasada y un vistazo a algunos detalles que vendrán con la siguiente.

Cómo olvidar el vestido de falda amplia de Jennifer Lawrence -sí, el Dior de la caída-, o el vestido de tafetán rosa de Ralph Lauren con el que Gwyneth Paltrow ganó el Óscar en 1997, o las transparencias con flores de Halle Berry con un diseño de Elie Saab en 2002. Imágenes con las que quedaron inmortalizadas las tres en la historia de Hollywood.

Alfombra Roja Premios Óscar
Foto cortesía A.M.P.A.S.

Pues bien, este año la alfombra roja se transformó en un tapete color champán de 274 metros, mientras que el rojo se quedó en las cortinas y en algunas columnas. Aunque en teoría fue solo una decisión de estilo, el presentador Jimmy Kimmel aprovechó para bromear al respecto durante un evento previo a la ceremonia: “La gente ha estado preguntando si va a haber violencia este año. Espero que no, pero si lo hay, creo que la decisión de ir con una alfombra color champán en lugar de una alfombra roja muestra cuán seguros estamos de que no se derramará sangre”.

Por allí se pasearon los grandes ganadores de la noche: desde la malasia Michelle Yeoh, la estadounidense Jamie Lee Curtis, hasta la mexicana Salma Hayek, la californiana Elizabeth Olsen y la australiana Cate Blanchett. A partir de sus atuendos, Diners identificó tres tendencias de moda que se pueden replicar durante la próxima temporada.

Collares: la atención va al cuello

Además de la alfombra roja de la MET Gala, en Nueva York, tal vez no haya otra ocasión más ideal que los Premios Óscar para lucir las mejores joyas posibles. El brillo nunca es problema en Hollywood y el tamaño siempre es bienvenido. Lo sabía Angelina Jolie en 2009, cuando lució unos aretes de esmeraldas colombianas de 115 quilates de la diseñadora Lorraine Schwartz, valorados en 3,5 millones de dólares.

Esta vez las estrellas del cine sacaron del joyero sus piezas más preciadas o recurrieron a su firma de joyas favorita, a pesar de que en los años anteriores se había apostado a la discreción en este asunto, lo que muchos ligaban con la recesión económica global.

Cara Delevingne
Cara Delevingne. Foto cortesía A.M.P.A.S.

La actriz y modelo británica Cara Delevingne llegó con un vestido rojo que resaltaba con el color champán pero que ni así se robaba la atención, que estaba centrada en la gargantilla de Bulgari que unos meses atrás había usado su amiga, la actriz Selena Gomez, y que está avaluada en 1 millón de dólares.

Angela Bassett
Angela Bassett. Foto cortesía A.M.P.A.S.

Por su parte, la actriz neoyorquina Angela Bassett, que estaba nominada por su trabajo en Black Panther: Wakanda Forever, optó por un vestido púrpura firmado por Moschino y que dejaba su escote lo suficientemente descubierto para que una gargantilla de serpiente, también de Bulgari, colgara de su cuello.

Sofia Carson
Sofia Carson. Foto cortesía A.M.P.A.S.

La británica Florence Pugh y la estadounidense de origen colombiano Sofia Carson se sumaron a esta tendencia con un collar asimétrico de diamantes de más de 68 quilates de Tiffany & Co. y un collar de esmeraldas de 112 quilates de Chopard, respectivamente.

Florence Pugh
Florence Pugh. Foto cortesía A.M.P.A.S.

El negro es el ‘nuevo’ negro

La elegancia se viste de color negro, no es novedad pero tampoco asunto del pasado. Y en los Premios Óscar este color siempre está presente, como código de vestimenta para los hombres, y como una opción certera para las mujeres. Julia Roberts, por ejemplo, lució un vestido negro de alta costura de Valentino -presentado en 1992- para reclamar su Óscar a mejor actriz en 2001.

Lady Gaga
Lady Gaga. Foto cortesía A.M.P.A.S.

En esta edición más mujeres optaron por un atuendo completo de color negro, una decisión que también se replicó en los caballeros. Es el caso de la cantante Lady Gaga, que apareció en la alfombra champán con un vestido de transparencias firmado por Atelier Versace, un ejemplo de que el negro no es necesarimente una elección aburrida.

Elizabeth Olsen
Elizabeth Olsen. Foto cortesía A.M.P.A.S.

Otra mujer que se sumó a la tendencia fue la actriz Elizabeth Olsen, que se decidió por un vestido negro con flecos y trasparencias de Givenchy Fall Winter 23, que la hacía brillar literalmente por la entrada del Teatro Dolby. Olsen, al igual que Gaga, complementaron sus atuendos con labios rojos protagonistas.

Danai Gurira
Danai Gurira. Foto cortesía A.M.P.A.S.

Sin embargo, la ganadora de esta tendencia fue la actriz estadounidense Danai Gurira, que llegó a los Premios Óscar con un vestido negro de la colección del taiwanés Jason Wu con un escote que centraba la atención en su rostro y su peinado que se elevaba varios centímetros.

Flores de todos los tamaños

Si hay alguien que se mueve como pez en el agua en las alfombras rojas es la actriz Nicole Kidman, que en 2003 se quedó con el Óscar a mejor actriz.

Nicole Kidman
Nicole Kidman. Foto cortesía A.M.P.A.S.

Este año, sin la presión de estar nominada, la hawaiana se decidió por un vestido de Armani Privé hecho a la medida que destacaba por unas flores en negro y plateado en su hombro derecho y otra en su cintura, que daba paso a una larga apertura.

Halle Berry
Halle Berry. Foto cortesía A.M.P.A.S.

Halle Berry, que se inmortalizó en 2002 con aquellas flores del vestido de Eliee Saab, volvió a las flores 21 años después con un diseño de la australiana Tamara Ralph, que consiste en un vestido blanco con escote y cintura asimétrica que estaba adorando con rosetas de bronce rodeando su cuello y justo en la apertura de la falda.

Una forma de sumarse a esta tendencia desde la sastrería masculina fue la que escogió el actor Michael B. Jordan para la fiesta posterior, organizada por la revista Vanity Fair: un blazer negro con una gran flor en su hombro.

Lea también: Pharrell Williams, la nueva era de la línea masculina de Louis Vuitton





Source link

Compártelo: