Las fiestas secretas de los royals en el internado de Leonor y Sofía: por qué los vecinos del pueblo más cercano están hartos de «las juergas de niños pijos»

[ad_1]

La infanta Sofía disfruta ya de la excelente educación en ambiente cosmopolita del UWC Atlantic College, el

pintoresco internado en Gales (Reino Unido) donde la princesa Leonor terminó el bachillerato. Lo sabemos todo acerca del programa de estudios, sus actividades extraescolares y los solidarios trabajos en favor de la comunidad.

El Hogwarts de las ‘royals’ europeas, un imponente castillo del siglo XII recortado contra espectaculares acantilados con vistas al mar, roza la perfección.

Mientras la princesa Leonor vivió

en el famoso internado, poco se supo de sus actividades nocturnas, más allá de algunas fiestas orquestadas por la misma dirección con contenido temático y disfraces hilarantes (caso de

una fiesta ‘queer’ en ropa interior que trascendió en las redes sociales). ¿Acaso es el UWC Atlantic College el un internado capaz de contener la ganas de fiesta de más de 300 alumnos

en plena furia hormonal? Evidentemente, no. Y ahora tenemos la prueba.

Los estudiantes son ruidosos y beben mucho

La constatación de que las

juergas en el internado de Leonor y Sofía transcurren como se supondría en un colegio de estas características llega de

los vecinos de St. Donat’s, el pueblo más cercano al UWC Atlantic College. Se trata de un pequeño pueblo en

el idílico valle de Glamorgan que apenas supera el medio millar de habitantes y donde la vida es tranquila, como corresponde al rural británico.

Evidentemente, la llegada de los bulliciosos estudiantes internacionales a la zona no pasa inadvertida cada año, aunque es ahora cuando los vecinos de St. Donat’s,

hartos de los alumnos del UWC Atlantic College, han levantado la voz. En declaraciones al diario británico ‘The Sun’, varios han manifestado estar

hartos «de las juergas de los niños pijos». Parece que las actividades extraescolares que organiza la dirección no son las únicas que interesan a princesas y herederos.

La princesa Leonor, en su primer día en el UWC Atlantic College de Gales. /

casa real

Las quejas de los vecinos son absolutamente lógicas: los estudiantes organizan fiestas nocturnas en parajes cercanos al pueblo o en el mismo pub local, un pequeño establecimiento que muchos fines de semana

queda sin existencias de alcohol debido a la gran demanda de cerveza y combinados de los estudiantes. No lo dudamos: la integración de princesas e infantas ha de pasar por frecuentar este bar.

Los vecinos del pueblo denuncian que «ruidosas hordas de estudiantes toman cada fin de semana el Horsehoe Inn», el bar donde suele reunirse los lugareños a tomar tranquilamente una pinta. Al parecer de los locales, estos alumnos dan «todo un espectáculo» dentro del local, y no del entretenido. Parece que estos grupos de hasta 30 personas se conducen

gritando, bailando y vociferando, tanto más cuanto más alcohol introducen en su organismo.

Las fiestas se celebran, también, en el mismo internado

Los vecinos de St. Donat’s se quejan, además, de pelotazos, del ruido que hacen sus raquetas de tenis y del

comportamiento desagradable de ciertos estudiantes, cuando abandonan las instalaciones del UWC Atlantic College para internarse en el pueblo. Es más: también han presentado reclamación por los ruidos y la música que sale de las habitaciones de los alumnos hasta altas horas de la madrugada.

La princesa Alexia de los Países Bajos pertenece a la misma promoción que Leonor: ambas se graduaron en el UWC Atlantic College.

«Soy una persona muy madrugadora, por eso sobre las nueve de la noche ya estoy en la cama», contaba un granjero de la zona al tabloide británico The Sun. «Y tengo que aguantar que los estudiantes del UWC Atlantic College me despierten cada noche, con el ruido que hacen al

volver a sus habitaciones en el internado». Otra queja del mismo vecino: conducir con tantos jóvenes deambulando por el pueblo

«te rompe, literalmente, los nervios».

Los estudiantes del internado elegido por la reina Letizia para Leonor y Sofía están obligados a llevar un chaleco amarillo cuando salen de las instalaciones del colegio. Se supone que para

evitar accidentes cuando pasean por la zona. Sin embargo, este mismo granjero confesó a The Sun que se meten por todas partes y son un peligro para los trabajadores. Él mismo confesó haber estado a punto de atropellar a uno con su tractor.

La princesa Elizabeth de Bélgica se graduó en el UWC Atlantic College de Gales un par de años antes que Leonor de Borbón y Alexia de los Países Bajos.

El colegio, sabedor de estas quejas, ha negado la existencia de este problema de ruidos, monopolización del pub local y

consumo desaforado de alcohol. Desde el UWC Atlantic College han asegurado que todos los alumnos respetan el toque de queda a las 20.30 de la noche, cuando han de volver a las instalaciones

del internado más famosos de Gales.

De hecho, han desvelado que en los últimos 12 meses solo han tenido dos quejas oficiales por ruidos, que fueron tomadas en consideración por el equipo directivo, con el correctivo adecuado para los protagonistas de los incidentes. Además, insistieron en subrayar los

trabajos en favor de la comunidad que realizan los alumnos, desde limpieza del rural en las inmediaciones, restauración de parajes naturales y donaciones a bancos de comida locales.

[ad_2]

Source link