Las 30 mejores canciones de amor de la historia



    El amor es algo difícil de explicar pero que experimentamos todos alguna vez en la vida. Hay muchos tipos de amor: romántico, amistoso, familiar… Pero la cuestión es que a todos nos atraviesa de alguna manera, provocando que todos los seres humanos de este planeta estemos unidos por esa fuerza común. Es algo intangible que no podemos tocar ni demostrar con pruebas de laboratorio, y por ello siempre se le rodea de un halo de magia y misterio. Nos pegamos toda una vida persiguiendo al amor, del tipo que sea, porque somos animales sociales que no podemos sobrevivir aislados. Nos necesitamos los unos a los otros, nos guste o no. Y no lo decimos como mensaje político (que también), sino porque además es una idea que mamamos desde que nacemos a través de la cultura audiovisual que consumimos.

    Nos meten con calzador las películas románticas desde que somos pequeños, a través de la adaptación de muchos cuentos, a priori infantiles pero con mucho mensaje detrás. Todo esto, sumado a muchos otros factores sociales relacionados con la idea de familia tradicional de antaño, hace que en nuestra mente se instale el concepto del amor romántico. Una fantasía imaginaria que, con los años, ha resultado ser algo más tóxica de lo que pensábamos. A todos nos gusta ser correspondidos y que nos traten con cariño, pero el fin de la vida misma no puede ser solo ese. Y, sobre todo, no puede serlo a cualquier precio. En consecuencia, hemos aprendido a abrazar nuevas formas de amar a los demás mucho más sanas, flexibles y consensuadas. Todo un avance en materia de amor propio: quién nos iba a decir que, para querer bien al de al lado, hay que mimarse un poquito a uno mismo.

    En cualquier caso, la música es otro de los vehículos principales por los que el amor se ha colado en nuestras casas. Si decíamos que las relaciones amorosas son lo que más compartimos como especie, es evidente que los artistas, a la hora de componer sus canciones, se van a ver inspirados en ellas. De hecho, según un estudio de la Universidad de Málaga por el que se analizaron las listas de éxitos musicales en España a lo largo de los últimos 50 años, “cerca del 72% de las canciones se basan en relaciones interpersonales”. Está claro, nada más universal que una canción de amor. Bueno, sí: una canción de desamor. Pero en este caso nos centraremos más en la parte buena que en la mala.

    No hay nada como enamorarse por primera vez. O como ese viaje que hicisteis de manera improvisada y que cambió el rumbo de vuestras vidas. O como ese beso torpe que tuvo lugar a altas horas de la madrugada, después de una noche que no prometía. Infinitas situaciones nos vienen a la mente a la hora de hablar de un primer, segundo o décimo amor. Así que, en Esquire nos vamos a poner intensos y pasionales, destacando las 30 mejores canciones de amor de la historia. Así se las puedes enviar a tu pareja o a tu crush. Y si pasas de lo romántico, seguro que a tu amigo o amiga le alegras el día.



Source link

Compártelo: