Las 3 tendencias nocturnas favoritas de Jane Birkin son la clave para salir a cenar este verano


Los vestidos de crochet

Jane Birkin con un vestido blanco de crochet.Gettyimages

Vuelven cada verano, como lo hacen las rayas, el lino o las sandalias de gladiador. Los vestidos crochet son un clásico que se inspira en los años 70 y que se aprovecha de ese toque vintage para conseguir un look diferenciador. Birkin los llevaba apostando por el “más difícil todavía”, es decir, no teniendo miedo a las transparencias y a los escotes imposibles.

Vestido de Zara en crochet blanco (59,95 euros).

Vestido de crochet de Zara (59,95 euros).

¿Cómo combinarlo? Explotando ese aire vintage, con sandalias planas de cuero y un bolso XS trenzado.

Los vestidos de estilo cut out

Jane Birkin con vestido cut out.Gettyimages

Desde el verano pasado, los vestidos con aberturas estratégicas son una de las tendencias favoritas de las expertas en moda, una tendencia con la que se ha atrevido hasta la reina Letizia. Pero Jane Birkin fue una de las pioneras (una vez más) en atreverse en los años 70 con un diseño de estas características.

Vestido de estilo cut out de & Other Stories (29 euros).

Vestido de & Other Stories (25 euros).

¿Como llevarlo? De nuevo, este tipo de diseños exige minimalismo en estado puro. Mejor aliar este vestido tan solo unas sandalias planas efecto pie desnudo y una cartera metalizada que aporte un toque de brillo.

El vestido con transparencias

Jane Birkin con vestido de transparencias.Gettyimages

Sí, Jane fue también una de las pocas en llevar vestidos transparentes que poco o nada dejaban a la imaginación. Revolucionó Cannes allá por los años 70, convirtiéndola en un icono de estilo y, de paso, en un mito erótico.

Este año, Prada también ha querido apostar por este truco aunque suavizándolo en faldas. Tal y como vemos con este vestido negro de Zara (12,95 euros).

Vestido negro con transparencias, Zara (12,99 euros).

¿Cómo llevarlo? Con diseños que enseñen lo justo y, lo más importante, que te hagan sentir cómoda. Añade accesorios con un toque muy clásico para sofisticar el vestido al máximo.



Source link

Compártelo: