La evolución en la CX llega a la industria de la moda


Para que exista un cambio de tendencia, por norma general, se tienen que unir una serie de factores que jueguen un papel clave al mismo tiempo. La CX en el mundo textil está viviendo una gran metamorfosis, protagonizada en mayor medida por los jóvenes, y que está modificando la forma de actuar de las grandes marcas.

Si al auge del gusto por la ropa retro o vintage, sumamos los altos costes de los productos e incluso los valores de sostenibilidad y defensa del medioambiente, creamos un ecosistema en el que la ropa de segunda mano cobra un valor súper interesante para un grandísimo número de personas. De hecho, así lo demuestran los millones de usuarios registrados en aplicaciones de esta índole como Wallapop, Percentil, Pinzkin, o por supuesto, Vinted.

Todo lo que necesitas a un precio súper ajustado

Pantalones vaqueros, calzado, vestidos, camisetas, faldas… Busques ropa de fiesta, ropa de trabajo o ropa cotidiana, la accesibilidad que otorgan este tipo de plataformas de venta de segunda mano a sus usuarios es uno de sus pilares. Ya estés buscando esa ganga que te alegre la semana o quieras aligerar un poquito tu armario y sacarle provecho a esas prendas perdidas entre tus cajones, este tipo de servicios son tu mejor aliado.

Las reglas tradicionales conviven con este otro
modelo de compra-venta al que las generaciones más jóvenes
están sacando todo el partido posible

Aunque como es lógico el negocio textil aún tiene las reglas tradicionales en las que lo nuevo reina y se adquiere en grandes locales, en la actualidad conviven con este otro modelo de compra-venta al que las generaciones más jóvenes están sacando todo el partido posible. Además, es probable que la CX respecto a esta innovación continúe en aumento, ya que los adultos del futuro ya estarán familiarizados con esta tendencia y las nuevas generaciones lo verán como algo normal que siempre ha estado presente en sus vidas.

De lo digital a la calle

En cambio, no todo gira en torno al mundo digital. En muchas ciudades se organizan rastros, como el famoso llevado a cabo en el barrio de La Latina de Madrid, o directamente existen establecimientos dedicados en su totalidad a este modelo de negocio. 

En un reportaje realizado por el diario El País en el icónico rastro de Madrid, el medio hacía hincapié en que los asistentes no estaban allí para gastarse únicamente 20 euros, sino que iban a lo grande. «Aquí vienes con 100 euros y haces la compra del mes, o incluso del año», apuntaba Rubén Gascón, en palabras recogidas por este medio nacional.

¿Cuál es el motivo detrás de este cambio en la CX?

Una de las teorías más comentadas acerca de esta revolución en el estilo de la moda de millones de jóvenes que se sienten atraídos por las prendas retro o vintage se centra en la identificación personal. Vestir artículos poco comunes puede tener la connotación de sentirte único o especial en un mundo, hace años más que ahora, en el que lo nuevo predomina.

Todo este proceso en busca de sentirse especial como individuo a través de tu look es lo que genera esta variación en la CX de la industria de la moda. Tanto es así que las grandes marcas están comenzando a aproximarse en sus nuevas colecciones a la ropa del siglo XX.



Source link

Compártelo:
 
 
      

Deja un comentario