Esplendor del ser en la “nada” universal


.

La “Nada” es el “sonido primordial” de la Creación cósmica en el milenario verbo sánscrito de textos sagrados y cultos del brahmanismo de la India (S. XV y X a C). Según la astrofísica no existe vacío en el Universo. Además de los elementos primordiales como lo son el oxígeno, hidrógeno, carbono… la llamada “anti-materia” llena el espacio cósmico. La “Nada” nos permite escuchar nuestra voz interior ante el silencio de las subyugadas multitudes. El silencio del espíritu nos revela y permite escuchar la verdad y voces del alma (atman) de nuestro ser íntimo e infinito. Al quedar a solas —apartados del mundo externo—es cuando encontramos nuestro celeste universo interior. En ese episodio -de revelación y despertar de la consciencia- comprendemos que no estamos solos en la vida y en la Creación. Que la divina presencia del Gran Espíritu ilumina nuestra alma inmortal. Este es el esplendor de la “Nada” del ser: La resonancia interior que llena el vasto silencio universal del mundo y existencia humana. Después de la nevasca adviene primavera y más allá de la noche de la Historia alumbra el rubio sol. De igual manera la voz del silencio revela tu reir y tu verdad. Si cierras los ojos sin decir palabra, verás que no existe silencio en derredor. Oirás el canto de las aves; la voz del viento y de los árboles, cuando no la frase de amor de un ángel a tu oído.

KEYWORDS

Filosofía

Opinión





Source link

Compártelo:
 
 
      

Deja un comentario