El reciclaje y la sostenibilidad se abren paso en la moda a través de los profesionales más jóvenes


La sostenibilidad en la moda avanza a trompicones. Según datos de la Unión Europea, el sector textil ha sido tradicionalmente uno de los más contaminantes. Es responsable de aproximadamente el 20% de la  contaminación mundial de agua potable o el 10% de las emisiones mundiales de carbono. Esto lo sitúa por encima de otras actividades contaminantes como los vuelos internacionales o el transporte marítimo.

En febrero de 2021 el Parlamento Europeo votó un plan de acción sobre economía circular en el que se demandaban medidas para frenar este insoportable ritmo de contaminación. Se incluían medidas contra la pérdida de microfibras sintéticas o requisitos más estrictos sobre el uso del agua en la industria textil. Y en marzo de 2022, se presentó una actualización del documento para que los textiles sean más duraderos, reparables y reutilizables.

En este marco, surge también la necesidad de que los centros educativos que forman a los nuevos profesionales del sector hagan especial hincapié en conceptos como el reciclaje o la reutilización de materiales, desde sacos de carbón o lonas publicitarias a ropa vaquera o vestidos de novia. Es lo que hacen ya en un centro de formación de Valladolid, perteneciente al GRUPO ASPASIA, donde una veintena de jóvenes estudia el Ciclo Superior de Moda y Patronaje.

La experiencia de profesoras y alumnas

Es el caso de María Linares, una de las alumnas: “Lo he realizado a partir de la capa de novia del vestido de mi tía, que tiene 20 años. Pensé en combinar el corsé y el pantalón y así darle una nueva vida a un vestido que solo se ha puesto un día“.

“Es verdad que la industria textil no abogaba mucho por la sostenibilidad y desde hace unos años, todas las empresas están estableciendo perfiles sostenibles en todos los ámbitos, desde la producción al diseño”, explica María Hernández, profesora de esta escuela.

La metodología formativa en este centro incluye en su plan de estudios conceptos muy relacionados con la sostenibilidad y el cuidado del medioambiente. “Les educamos para que piensen cómo reutilizar esas prendas, cómo customizarlas y cómo reciclarlas”, añade Nieves García, directora de FP del grupo.

Cada año pasan por sus aulas una treintena de futuros modistos y modistas que presentan sus colecciones al finalizar el curso, en un desfile de moda con materiales 100% reutilizables. Todos los años el jurado es presidido por la modelo Estefanía Luyk y los ganadores participan en la siguiente Madrid Fashion Week de la mano de reconocidos diseñadores como Esther de Frutos y Baro Lucas.



Source link

Compártelo: