El “hombre más guapo de Italia” deja la moda para ser sacerdote


Edoardo Santini saltó a la palestra al ser considerado “el hombre más guapo de Italia” con tan solo 17 años después de ganar un concurso a nivel nacional organizado por el grupo de moda ABE. Un logro que le convirtió en una gran estrella gracias a su participación en pasarelas. Cuatro años más tarde, su espléndido camino ha tomado una salida que muy pocos esperaban y que no tiene ningún tipo de relación con el mundillo en el que se dio a conocer.

Con motivo de su 21 cumpleaños, el joven ha anunciado que dejará de lado de la moda para iniciar estudios de teología con el objetivo de convertirse en sacerdote. “Mi pregunta sobre el sacerdocio. Sentí que tenía que investigarlo durante mucho tiempo, el año pasado di un primer paso, pero a pocos les había contado el verdadero motivo de mi mudanza: necesitaba un tiempo que fuera exclusivamente para mí. Este año, en los albores de mi cumpleaños número 21, me siento preparado para compartir esta investigación”, ha escrito.

Un periodo de reflexión que ha durado más de un año por culpa del miedo a que los demás le juzgasen por esta drástica decisión. “Estoy aquí para averiguarlo. Di ese paso que me aterrorizó, que me impedía ser completamente yo mismo, dispuesto en caso de decir: ‘No, me equivoqué’. Lo que estoy seguro es que no me arrepentiré de este viaje (…) Me había construido más muros de los que realmente existían. Hay quienes hablan a mis espaldas, incluso en mi propia familia, pero también hay quienes me apoyan, creyentes y no creyentes”.

Santini también ha cambiado de aires en este camino espiritual tras dejar Castelfiorentino, su localidad natal, por la ciudad de Florencia, donde centra sus esfuerzos en estudios de teología para fortalecer su vocación y presta servicio en dos parroquias de la diócesis florentina.

Daddy Yankee, un caso muy parecido

Daddy Yankee parece haber seguido los pasos de Edoardo Santini. El reguetonero más popular de la historia anunció que cuelga el micrófono para dedicar su vida a entregar el mensaje de Dios. “Pude recorrer el mundo durante años, ganar muchos premios, aplausos y elogios, pero me di cuenta de algo que dice la biblia: De qué le vale al hombre ganar al mundo entero, si pierde su alma. Se acabó una historia y va a comenzar una nueva historia. Un nuevo comienzo. Todas las herramientas que tenga en mi poder, como la música, las redes sociales, las plataformas, un micrófono, todo lo que Jesús me entregó, queda ahora para el Reino”, aseguró.



Source link

Compártelo: