Críticas por el polémico desfile de moda en París por llevar cabezas de animales en la ropa


La marca de moda francesa Schiaparelli ha inaugurado la Semana de la Alta Costura de la edición primavera-verano 2023 con una propuesta de lo más salvaje y polémica en la que ha combinado la elegancia con “la selva y la sabana”. Estos looks han sido lucidos por modelos internacionales de la talla de Irina Shayk, Naomi Campbell o Kylie Jenner y han causado un enorme revuelo al llevar cabezas de animales en su cuerpo. 

Curiosamente, estas prendas son realmente piezas sintéticas y no animales reales. Irina Shayk y Kyley Jenner llevaban una enorme cabeza de león mientras que Naomi Campbell llevaba un vestido de pelo pegado a una cabeza de lobo. 




El diseñador de esta colección “Inferno Couture” ha sido Daniel Roseberry quien afirma que “con esta colección quería alejarme de las técnicas que dominaba y entendía para optar por tomar prestada esta madera oscura donde todo da miedo, pero es nuevo, donde me abriría camino a tientas en un lugar que no conocía ni entendía”.

El leopardo, el león y la loba representan la lujuria, el orgullo y la avaricia en la icónica alegoría de Dante. Los diseños están esculpidos a mano en piel sintética de espuma, resina, lana y seda, pintados a mano para que parezcan lo más reales posible. 

Y es que a pesar de que años atrás la italiana Elsa Schiaparelli (creadora de la firma) solía utilizar la piel de leopardo o de mono para la creación de sus diseños, a día de hoy es algo completamente impensable por lo que las pieles y las cabezas son completamente falsas (aunque debemos reconocer que muy realistas). 

Aun así, las redes sociales han criticado que se visualice la idea de llevar pieles o cabezas de animales en la ropa, algo por lo que muchos llevan luchando años. La actriz Elena Furiase no entiende por qué lo han hecho “y aunque fuese de mentira… ¿Por qué no se cuelga una réplica de un humano muerto? Seguro se crearía más expectación..”, comentó en sus redes sociales. 





Source link

Compártelo:
 
 
      

Deja un comentario