Corona del Inca, el volcán que debés conocer al menos una vez en tu vida


Este tipo de aventuras son únicas e irrepetibles, por eso vale la pena realizarlas aunque sea una vez en la vida. Llegar no es sencillo y ubicarse a 5500 msnm es dificultoso para aquellos que no están acostumbrados a la altura. Pero vale la pena porque la naturaleza allí se expresa en forma contundente y pararse en este “balcón” y ver la laguna del cráter es realmente placentero.

El viaje comienza muy temprano, 3 am en Villa Union, aunque el cráter pertenece al departamento Vinchina. El camino plantea dificultades pero que con la experiencia de los conocedores se van sorteando. Hay que atravesar arenales antes del amanecer porque luego son intransitables cuando levanta el sol. A esa hora, en verano, se registran temperaturas de 4 grados bajo cero, por eso se debe llevar buen abrigo.

El Corona del Inca se ubica en el departamento Vinchina y a 270 km de Villa Unión. Para llegar se lo hace en servicios privados de camionetas (si desea y tiene 4×4, uno puede sumarse con su vehículo a las travesías del día).

Arenales, sistema de rocas puntitas, ríos congelados o trepadas de importante inclinación son parte de la travesía.

La altura va sintiéndose y por eso se realizan algunas paradas técnicas para aclimatarse. Se arriba al Corona del Inca con las primeras luces de la mañana, donde el paisaje está limpio y los colores son puros.

Luego de visitar el cráter, se puede acceder a los “penitentes”, formaciones de hielos permanentes que subsisten sobre los 5 mil metros.

El viaje de regreso es mágico, se atraviesan cañones de roca rojiza, sectores de piedra pómez y montañas de puna totalmente amarillas por la vegetación típica.

Todo es color y disfrute en un día perfecto de montaña y en real experiencia 4×4.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/





Source link

Compártelo:
 
 
      

Deja un comentario