Cómo protegernos contra las críticas y estándares de belleza: Lulú Motta


Los concursos de belleza llevan décadas siendo polémicos, entre otros temas, por los estándares de belleza que promueven. Pero de todas las opiniones, quizá la que menos escuchamos es de quienes han vivido estas experiencias. 

Platicamos con la modelo y reina de belleza paraguaya Lulú Motta, quien está concursando por el premio Universal Woman, acerca de cómo ha vivido estas industrias y de cómo todas las personas podemos protegernos y encontrar nuestra propia definición de belleza.

Universal Woman se distingue por aceptar a mujeres de hasta 40 años, sin importar su estado civil y que se enfoca más a valores familiares y promoción de la diversidad cultural. 

Lo que platicamos con Lulú Motta 

¿Nos puedes contar un poco de tu carrera? 

Yo empecé a los 17 años en el primer concurso y uno de los premios era pasar directamente al nacional, en Paraguay,  entonces a los 18 años empecé directamente a participar. De ahí me fui a Malasia y el Universal Woman es mi tercer concurso, el segundo internacional.

¿Qué has notado en tu carrera respecto a los estándares de belleza?

Sí hay ciertos estereotipos muy marcados en estos concurso. O sea, hay como un patrón o un molde marcado por el canon de belleza y pues una trata de adaptarse a este modelo.

Yo mido 1.62 de estatura y no soy tan alta como el promedio de las mujeres que participan en estos certámenes. Fue lo primero que a mí me marcó mucho y de hecho tengo la pisada súper súper mal, lo he tratado con el ortopédico, porque tengo la pisada mal porque movía los pies de una manera para crecer un poco más, pero eso me dio problemas de espalda. 

lulú motta entrevista
Foto: Bryan Flores
Cortesía GET Agencia

¿Y cómo ha sido para ti ser parte también del mundo del modelaje?

Fue en el modelaje donde más resentí los estándares. Ahí fue donde dije, sí, estoy muy chaparrita, porque las top models tienen miden de 1.76 para arriba, siempre fue mi sueño y como que tuve esa frustración, además de por no ser lo suficientemente delgada, porque soy latina, soy voluptuosa. 

Ahí empezaron mis problemas de transformarnos alimenticios y por supuesto, todo esto te deprime, te provoca muchísima ansiedad. 

¿Cómo has lidiado con esto en tu carrera?

Hoy por hoy, ya después de más de 10 años en la industria, con 30 años y muchísimo trabajo de autoconocimiento, de buscar mi balance, me siento completamente equilibrada, pero no te puedo decir que esos trastornos no me dejaron secuelas. 

Por supuesto siempre dejan como cierta herida, cicatrices que no se van del todo. Por supuesto de repente todavía me mira el espejo y no me acepto o de repente veo lo que es tendencia y me quiero adaptar.

¿Cómo lidias con estos días difíciles, cuáles son algunas de tus herramientas?

Voy a terapia psicológica pero también a terapia de imanes y trabajo de energía.  A veces tu mente es tu propia enemiga y es importante aprender a dominarla.  Eso me lo ha dado la meditación, o sea, el hecho de poder decirle ‘silencio’.

Me gusta mucho hacer ejercicios de respiración. No es como que un día amanecí y me volví la persona súper decisiva y tomé el control de mi vida. Para mí la felicidad es una decisión, pero para llegar a esa decisión hay que entrenar la mente con constancia y disciplina. 

lulú motta
Foto: Bryan Flores
Cortesía GET Agencia

Hace unas semanas hablaste de las críticas durante Miss Universo en redes sociales hacia Harnaaz Sandhu, Miss Universo 2021, ¿nos puedes contar de esto?

Me molestó muchísimo ver comentarios tan negativos con respecto a ella y su apariencia porque siento que no están siendo para nada empáticos, realmente no saben por lo que ella estaría atravesando en estos momentos de su vida.

Ya estuve en esa posición y sé lo que te siente, sé lo feo que es que la gente te juzgue cuando tú realmente estás pasando por muchísimo por dentro.

Explora más en: Instyle.mx





Source link

Compártelo:
 
 
      

Deja un comentario