Candy Spelling encontró una casa para su hija Tori y sus nietos, pero ella se negó, ¿por qué?

[ad_1]

Tori Spelling, una de las actrices más populares en la década de los 90, por su participación en la serie Beverly Hills 90210. Sin embargo, como ocurre con muchos famosos que no saben cómo administrar su fortuna, en los últimos años la ha pasado muy mal y, de paso, está arrastrando con ella a su familia, pues ni siquiera tiene donde vivir.

De acuerdo con Page Six, Tori tuvo una reacción violenta con su madre Candy supuestamente porque no quiso ayudarla com sus problemas financieros. Sin embargo, sí le ofreció ayudarla buscándole a Tori y a sus cinco nietos.

“Candy pasó horas al teléfono tratando de encontrar una casa”, revela la publicación.

Sin embargo, Tori se negó a mudarse porque, “quería vivir en un lugar determinado. Está bien, deberían vivir donde quieran vivir”, agrega Page Six.

¿De dónde surgen los problemas económicos de Tori Spelling?

Una de las alumnas más destacadas de “Beverly Hills, 90210” comenzó a tener dificultades económicas, después de que su esposo, Dean McDermott, anunciar el final de su relación luego de 17 años.

Desde entonces, Tori ha sido fotografiada en varias situaciones complicadas, entre ellas, hospedarse en un motel económico de $100 por noche con sus hijos: Liam, 16, Stella, 15, Hattie, 11, Finn, 10 y Beau, 6, a principios de julio.

Más recientemente, la familia fue captada viviendo en una casa rodante y como consecuencia, Candy fue señalada como “egoísta” y “vergonzosa” por ignorar aparentemente la crisis financiera de su hija.

Sin embargo, Page Six asegura que la situación es “más complicada” de lo que parece: “Uno de los problemas es que Tori no habla con nadie por teléfono. Y Tori está tratando de hacer que Candy se vea como el ‘chico malo'”.

Ante esta situación, Candy se habría hecho cargo de pagar el alquiler de la casa donde Tori había estado viviendo y se tuvo que mudar debido a que la casa tenía un severo problema de moho que estaba enfermando a toda la familia:

“Ahora sabemos que cuando la casa fue etiquetada como un peligro para la salud y no habitable. Es difícil desarraigar a una gran familia, especialmente en medio de todo lo que se siente tan enfermo y en la cama. Pero, ahora abandonaremos la casa lo antes posible”, escribió Tori.

La relación complicada entre Candi y Tori Spelling

Previamente, Candy acusó a Tori de acelerar la muerte de su esposo, el productor Aaron Spelling en 2006:

“Un día, mi hija decidió que no le hablaba a mi esposo, a mí ni a mi hijo, y así ha continuado durante los últimos, Dios mío, cuatro o cinco años”, declaró Candy a Kellogg Krew de 94.7 WMAS-FM en 2009. “Eso es lo que mató a mi marido, en realidad. Simplemente no quería vivir después de eso”.

Luego se quejó de que Tori no le permitía ver a sus nietos. Sin embargo, en 2022, la autora de “sTORI Telling” compartió que su relación con su madre había mejorado dramáticamente:

“Es como el siguiente nivel en este momento. Estoy realmente muy feliz”, declaró en el “Jeff Lewis Live” de SiriusXM.

De hecho, pese al conflicto por la cada, el reporte indica que Candy, de 77 años, y Tori, de 50, todavía están en contacto:

“Sabes, [Tori] es una mujer de 50 años que ha gastado $ 17 millones”, afirma la fuente. Y ella siempre ha culpado a su madre por todo. Es una mujer de 50 años.

“Pero ahora, por primera vez en mucho tiempo, están hablando. Entonces no es como su adversario, están tratando de detener este problema. Pero hay tantas circunstancias atenuantes”, señaló la fuente de Page Six y concluye: “Confía en mí, no es lo que parece ser”, promete la fuente.

[ad_2]

Source link