ASMR: El placer del susurro que se puso de moda en la pandemia


Un relajo automático con un conquilleo placentero que va desde la nuca hasta la espalda mientras se escucha una sequidora de pelo, alguien escribiendo en un computador o hablando cerca del oido. Eso es una “respuesta sensorial meridiana autónoma” o en ingles ASMR, un fenómeno que con las cuarentenas explotó al rededor del mundo.

También se le conoce como “masaje cerebral” u “orgasmo mental”, aunque este último concepto se aleja del origen de esta sensasión, que se refiere más al rejalo y placer producto de sonidos naturales como sonidos blancos, sin estar ligado a un índole sexual.

Hoy son millones los usuarios que consumen estos tipos de contenidos a traves de internet, incluso creando comunidades donde los consumidores interactúan con los creadores de contenido en plataformas como Youtube, Tik Tok, incluso en Spotify, donde las personas les piden distintos tipos de ASMR a quienes hacen este tipo de videos.

Personas razgando micrófonos con sus propias uñas, moviendo objetos, escribiendo, sucurrando historias o simplemente repitiendo algunas palabras, son algunos de los contenidos que se pueden encontrar en internet.

Boom mundial en pandemia

Gissela Di Giovanni es terapeuta holística y ASMRtis, es decir, hace ASMR por internet bajo el nombre Gisse. Desde 2016 que sube videos, pero cuenta que desde que empezó la pandemia de Covid-19 y con ello las cuarentenas, las visitas subieron, pero también los comentarios. Allí, cuenta, las personas les pedían contenidos mirando directamente a la cámara y conversando.

La gente busca en ASMR para sentirse acompañado de cierta manera, es lo que me doy cuenta en las reacciones, en los comentarios de quienes ven mis videos. A veces la gente me dice que está pasando por un luto, por ejemplo, y con los videos se sienten acompañados”, relata Gisse a revista Paula.

Por otro lado, su historia demuestra la llegada a Chile de este fenómeno. Sofía Chamorro tiene 18 años, pero en Youtube, plataforma donde sube sus videos, es conocida como Sofiwi. Hace cinco años produce ASMR donde luego de decir su caracteristita frase “holi holi holi preciosos” comienza a hacer ruidos con su boca y entablar conversaciones con su audiencia.

Reconoce que sus videos generan todo tipo de reacciones, dondes sus seguidores le agrdecen por ayudar a relajarse o superar el estrés y la ansiedad. “Creo que lo que atrae a estos videos es que son tranquilos, te calman, son videos susurrando, sin ruidos de fondo, yo al menos los grabo a las 12 de la noche para que no haya ningún ruido molesto. Es un video muy calmado, que genera espacios muy bonitos, un refugio en el cual la gente en la noche puede dormirse tranquila”, cuenta al medio anteriormente señalado. Incluso, dice, mujeres embarazadas o mamas junto a sus bebes ven sus videos para dormir mejor.

Las sensaciones son fundamentales en estos tipos de videos, donde cosas simples como escuchar que alguien estar susurrando genera atracción. Sofía Solis, de 22 años, genera este tipo de contenidos en su cuenta JaviASMR. Reconoce que hay tipos de videos que la gente le píde más que otros. “Yo hago varios tipos de ASMR, por ejemplo mis videos en los que salgo comiendo son los que tienen mas visitas. A la gente les gusta escuchar ese sonido de gente comiendo para relajarse, para sentir esas cosquillas en la nuca”, reconoce a Paula.

El medio Smoda cuenta que el uso de los sonidos para relajarse ante situaciones de tensión no es nueva. De hecho, da cuenta que la técnica de relajación mediante sonidos surgió entre los años 60 y 70, como una forma de relajo ante las noticias de la Guerra de Vietnam. La artista Pauline Oliveros fue una pionera este tipo de sonidos cuando expandió los deep listening o escuchas profundas en español, que eran sonidos ambientes generados a partir de archivos de momentos pasados.

“Me ayuda a dormir”

Cientos de adolescentes usan este tipo de videos para relajarse, pero también para dormir. Pilar Undurraga (12) cuenta a la revista Paula que usa los ASMR para poder quedarse dormida con major facilidad.

“Me gustan los sonidos espumosos, son muy relajantes, también los sonidos de cuando uno habla susurrando y los que pasan de oreja a oreja. Cuando uno lo escucha con audífonos casi todos los videos son así, binaural, que es cuando pasa de un audífono a otro y eso es muy relajante. Me ayuda a dormir”, señala.

Expertos como biólogo chileno Mario Villena Gonzalez dan cuenta de que el uso de ASMR puede ayudar a controlar las emociones de quienes los escuchan y generar un bienestar general en ellos.

Si bien durante la pandemia vivio un exponencial crecimiento, los ASMR se han mantenido como una tendencia y fenómeno mundial para usuarios de internet de todo el mundo, quienes se relajan mediante distintos sonidos.



Source link

Compártelo: