Así fue el primer día de la Semana de la Moda de París


Seguro ya has visto en redes sociales las críticas hacia Kylie Jenner por usar un vestido negro con una cabeza de león falsa colgada en el pecho, pero esta solo ha sido una de las controversias del primer día de la Semana de la Moda de París.

La belleza afroamericana estadounidense dijo presente con Josephine Baker, la artista negra pionera en alcanzar la fama mundial en París en 1920, este 2023 fue la musa de Dior para su colección primaveral inspirada en el clasicismo arquetípico.

En la entrada de del Museo Rodin había imágenes gigantes de Baker y otros artistas negros diseñadas por la artista visual afroamericana y estadounidense Mickalene Thomas.

Los cuadros documentaron la vida de Baker en sus roles como miembro de la resistencia francesa, activista de los derechos civiles, bailarina e intérprete.

“Aunque el tema creó una expectativa de que la ropa de Dior en sí podría ofrecer una poderosa exploración del racismo o ser negro, la colección en sí siguió siendo muy parisina. Fue solo un homenaje velado a la pionera negra que libró batallas contra la raza, el género y la nacionalidad durante toda su vida”, describió el periodista Thomas Adamson en AP News.

Polémicas al inicio de la Semana de la Moda de París

La diseñadora Maria Grazia Chiuri, primera mujer frente a Dior, embelleció el primer día del desfile con trajes de terciopelos y sedas bordados con lentejuela y tachuelas diminutas.

Sin embargo, esta casa de moda francesa fue criticada por invitar a Yana Rudkovskaya, una presentadora de televisión rusa sancionada por Ucrania por apoyar al presidente ruso Vladimir Putin.

La polémica sucedió cuando Rudkovskaya publicó una foto en su Instagram. De acuerdo con AP News periodistas se preguntaron “cuántos otros rusos sancionados asisten a la Alta Costura de París”.

El diseñador estadounidense Daniel Roseberry tuvo como meta transformar prendas clásicas en obras con giros inesperados: en cuestión de segundos un esmoquin oscuro con hombros rígidos pasó a ser un mono minimalista de la era espacial y un bustier de bronce terminó siendo una concha de ostra gigante.

Pero lo más llamativo y controversial de su colección fue que la modelo rusa Irina Shayk desfiló una cabeza de león gigante, llena de colmillos y una gran melena.

“Fue un guiño ingenioso al surrealismo, pero también una declaración sobre lo absurdo del uso de pieles”, agregó Adamson.

Pero esta no fue la única pieza de león que se vio durante el día, modelo y socialité Kylie Jenner también portó una cabeza de felino sintética tridimensional y un bolso de piel de serpiente. La también empresaria fue criticada por exaltar la crueldad hacia los animales.

Credit: @kyliejenner





Source link

Compártelo:
 
 
      

Deja un comentario